Pececillo de Plata

¿Qué es el pececillo de Plata?

Vulgarmente se le conoce como pececillo de Plata, pero su nombre científico es Lepisma Saccharina. 

Su cuerpo, que mide aproximadamente 12mm, está formado por segmentos, dos largas antenas en la cabeza y 3 apéndices en la parte posterior.

Adquiere ese color plateado cuando alcanza la madurez.

pececillo de plata

Ciclo de vida del pececillo de Plata

El sistema de reproducción del pececillo de plata es de tipo indirecto, es decir, no hay copula entre macho y hembra.

El macho realiza una danza de cortejo a la hembra que sirve para segregar el semen, el cual, es depositado en el espermatóforo, que es una especie de cápsula.

Dicha cápsula es transferida a la hembra, la cual se lo introduce en la cavidad genital, realizándose de este modo la fertilización de los huevos.

Una hembra puede llegar a poner 100 huevos, que son depositados en grietas o hendiduras húmedas y oscuras.

Desde que nace hasta que alcanza la edad adulta, tiene una duración media de 4 meses, y en condiciones desfavorables puede llegar a durar 3 años.

Estos insectos tienen una metamorfosis incompleta, es decir, sus etapas de desarrollo van de huevo a ninfa y de ninfa a imago o adulto.

Los huevos tardan en eclosionar de 20 a 40 días, y tras la eclosión aparecen las ninfas, que son insectos muy similares a los adultos, que se diferencian de ellos por su tamaño y por su color blanquecino.

Las ninfas, pasan por 4 estados ninfales hasta alcanzar la madurez.

¿De que se alimenta el Lepisma?

Estos insectos se alimentan de restos de materia orgánica, celulosa, almidón, silicona, restos de tejido,etc.

Aunque está considerado comúnmente un parásito, el daño causado por el pececillo de plata es insignificante y no provocan ningún efecto en la salud de los seres humanos.

El pececillo de plata sólo puede sobrevivir en ambientes húmedos y grietas. Si se eliminan estas dos condiciones, el pececillo de plata desaparece.

Prevención del pececillo de plata

Ya hemos dicho que los lepismas comen cualquier tipo de materia orgánica, tejidos y que les encanta la celulosa, por lo que una buena manera de prevenirlos es tener una limpieza adecuada en nuestra vivienda y no almacenar cajas o papeles.

Otra medida preventiva muy importante es evitar la humedad. Para ello debemos airear muy bien aquellas zonas húmedas de la vivienda, y evitar cualquier filtración de agua que pueda existir.

También se deben tapar las grietas  que pueda haber entre los azulejos de los baños y de la cocina, a poder ser con cemento.

Si haciendo todo esto, no se consigue acabar con la plaga, lo mejor es ponerse en contacto con una empresa especializada, para que ponga fin al problema mediante un tratamiento de desinsectación.